EJES DE LA NUEVA MALLA CURRICULAR

1. Fortalecimiento de las competencias comunicativas (oral y escrita), de los estudiantes de Derecho.

El ejercicio actual de la profesión de abogado requiere que el estudiante desarrolle una serie de competencias relacionadas con la comunicación oral y escrita. Para ello se incorporan desde el segundo semestre y a lo largo de toda la Carrera una serie asignaturas que apuntan a la formación gradual de esas competencias comunicativas, propias de esta profesión jurídica. Además de otras que pretenden vincular al estudiante con los formatos propios de la práctica profesional tanto en el dominio de la asesoría como en el de la función pública, se mantiene la oralidad como eje central de los exámenes de fin de semestre. Se refuerza, por otro lado, el desarrollo de las competencias de comunicación oral relacionadas con los nuevos cursos de Litigación.

2. Vinculación temprana con el medio profesional

El escenario profesional crecientemente competitivo exige que el estudiante se familiarice al con sus prácticas y sus códigos, lo que además de servir como instancia de evaluación del logro de las competencias ligadas a la responsabilidad y la ética profesional, constituye un aspecto diferenciador. Para eso se incorporada de manera obligatoria la asignatura de pasantía profesional que permitirá al estudiante incorporarse en alguna institución pública o privada para desarrollar los conocimientos y destrezas adquiridas.

3. Especialización y formación de postgrado

La competitividad del mercado profesional hace también cada vez más relevante la especialización y la formación de postgrado. En este ámbito el nuevo Plan de Estudios refuerza la idea de ofrecer espacios de especialización a través de las asignaturas optativas que se articulan a través de Líneas de Especialización, entre las que el estudiante debe optar, recibiendo al concluir la carrera un Certificado de Especialización, además de la Licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales.

El nuevo Plan de Estudios contempla, además, instituir a través de las asignaturas optativas de especialización una forma de vinculación con el Magíster en Derecho que ofrece la Facultad.

4. Desarrollo de competencias en campos específicos de ejercicio de la profesión

Los recientes desarrollos en campos específicos del ejercicio de la profesión, obligan a fortalecer las destrezas y competencias de los estudiantes, en áreas como la litigación, el derecho del consumo, el derecho probatorio, Derecho regulatorio, Derecho municipal y regional, los procesos constitucionales e incluso los ligados al Derecho Internacional con énfasis en la tutela de los derechos humanos.

La articulación de las asignaturas obligatorias y optativas de especialización permite satisfacer adecuadamente los nuevos requerimientos del medio profesional.

5. Corrección ética y la actuación respetuosa en el ejercicio de la profesión

Una preocupación constante en la profesión de abogados es la corrección ética y la actuación respetuosa en el ejercicio de la profesión. Para fortalecer las competencias asociadas a este ámbito, se reorganiza el curso de Ética y Responsabilidad Profesional, permitiendo que éste se concentre exclusivamente en la formación ética de los estudiantes.

Volver