Lo último

Opinión Dr. Sebastián Agüero: ¿Recayó por primera vez en un latinoamericano el “Premio a la Excelencia en el Jurista” 2016?

Artículo
espaciado letra+- Atamaño letra+- Imprimir este artículo
Opinión Dr. Sebastián Agüero: ¿Recayó por primera vez en un latinoamericano el “Premio a la Excelencia en el Jurista” 2016?
Artículos Relacionados

* Por lo tanto, dado que este año el premio fue entregado a dos juristas latinoamericanos, el profesor argentino Ernesto Garzón y el profesor chileno José Luis Cea, y que dos reputados medios han publicado una noticia falsa, queda por preguntar: ¿era exigible a la universidad y al portal de noticia la publicación de una noticia veraz?

 

En su libro «De la estupidez a la locura», Umberto Eco nos recuerda que internet proporciona un repertorio extraordinario de información, pero no los filtros para seleccionarla. Por ejemplo, en sitios comononciplopedia no resulta fácil determinar si el autor bromea, solo desea ser extravagante, o más bien, a su modo, nos dice la verdad. Así, quizás, al terminar el año pasado, en relación con la entrega del ”Premio a la Excelencia en el Jurista” nos encontramos en una de las situaciones descritas por Eco. 

La Fundación española «Pro Real Academia de Jurisprudencia y Legislación» convocó al «Premio de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación a la excelencia en el jurista». Según sus bases, este premio está destinado a distinguir a un jurista español o extranjero que se haya distinguido notablemente en el enriquecimiento del Derecho y su aplicación, tanto en los ámbitos de la investigación y docencia como en el ejercicio de una profesión, en la cual sea exigible la condición de jurista, o bien, en la combinación de todas ellas. 

Antes de finalizar el año recién pasado, en su sede de Madrid, la Fundación entregó el premio a dos juristas de reconocido prestigio, como son el argentino Ernesto Garzón Valdés y el chileno José Luis Cea Egaña. Hasta aquí todo sería celebración dada la importancia del premio y el merecido reconocimiento a estos juristas del cono sur. Sin embargo, estos espacios más vinculados con la reflexión y la prudencia, cada día son más absorbidos por la vorágine de los medios de información y la constante exigencia de publicación, como muestran las noticias publicadas por la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile y el portal de noticias Emol. 

El día 29 de diciembre se publica en la página web de la Facultad antes señalada «…La Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España otorgó el “Premio a la Excelencia en el Jurista” 2016 al constitucionalista chileno José Luis Cea Egaña. La distinción recayó, por primera vez, en un latinoamericano…». En igual sentido, el mismo día y con idéntica redacción, el portal de noticias Emol, en su sección «Actividad cultural» recoge igual noticia «…La Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España otorgó el “Premio a la Excelencia en el Jurista” 2016 al constitucionalista chileno José Luis Cea Egaña. La distinción recayó, por primera vez, en un latinoamericano…». 

Por lo tanto, dado que este año el premio fue entregado a dos juristas latinoamericanos, el profesor argentino Ernesto Garzón y el profesor chileno José Luis Cea, y que dos reputados medios han publicado una noticia falsa, queda por preguntar: ¿era exigible a la universidad y al portal de noticia la publicación de una noticia veraz? 

Respecto de qué se puede exigir a los medios de información, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional Español ha sostenido la necesidad de veracidad subjetiva y no objetiva, a partir de la letra d) del Nº1 del art. 20 de la Constitución Española, la cual reconoce y protege los derechos a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. En otras palabras, el Tribunal Constitucional Español establece la exigencia al informante de actuar con diligencia en el proceso de contrastar la información de forma adecuada a las características de la noticia y a los medios disponibles. 

Al aplicar este criterio de «veracidad subjetiva» a las noticias publicadas por la página web de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile y el portal de noticias Emol, resulta evidente que no logran satisfacerlo. La claridad de esta insuficiencia se muestra en que ni siquiera era necesario realizar una actividad histórica, consistente en verificar si se había entregado previamente dicha distinción a un latinoamericano; sino más bien, únicamente, se debía constatar qué se decidió al momento de otorgar dicho premio a José Luis Cea Egaña, a través de los medios disponibles, ni más, ni menos. Y esto último, parece un estándar mínimo al momento de publicar una noticia, esto es, una manera básica en la cual cumplir con el criterio de veracidad subjetiva. 

Ahora bien, como este premio tiene repercusión en el ámbito académico y profesional, resulta lamentable evidenciar la poca visión de quienes publican este tipo de información sin una mínima diligencia en la contrastación de la noticia. Esto en razón de que, dada la vastísima trayectoria, el prestigio nacional e internacional, y los diversos reconocimiento recibidos por el profesor Ernesto Garzón Valdés a lo largo de su carrera, el hecho de ser homenajeado junto a él, por sí mismo, constituye un honor. Y este honor es obviado al desinformar a través de una publicación en la cual se afirma que: José Luis Cea Egaña es el primer latinoamericano en recibir dicho premio. 

En definitiva, realizada la aclaración en torno a que este año el «Premio de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación a la excelencia en el jurista» ha recaído en dos juristas latinoamericanos, queda realizar un requerimiento de veracidad subjetiva tanto a las universidades como a los portales de noticias, ya que publicaciones de este tipo, más que resaltar a los homenajeados, oscurecen la premiación y desinforman a la población. 

Finalmente, explicito mi motivación volviendo a Umberto Eco, para quien la docencia en la sociedad actual no debe estar centrada en la entrega de información, sino más bien en proporcionar los criterios para su selección, en sus palabras: «…internet le dice [a los estudiantes] casi todo, salvo cómo buscar, filtrar, seleccionar, aceptar o rechazar todas esas informaciones.»

Sebastián Agüero San-Juan
Profesor de Filosofía del Derecho

Artículo