Lo último

Noticias

Ex alumno Alejandro Abarca ingresa a la Academia Diplomática

Artículo
espaciado letra+- Atamaño letra+- Imprimir este artículo
Ex alumno Alejandro Abarca ingresa a la Academia Diplomática
Artículos Relacionados

* El Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la UACh  y Master en Cultura Jurídica por la Universidad de Girona, fue asesor jurídico de la Prorrectoría de la UACh.

 

“Siento que las herramientas que da la Facultad son bastante sólidas y han sido muy relevantes para concretar mi anhelo de ingresar a la academia diplomática”, señaló orgullosamente el ex alumno de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Austral de Chile, Alejandro Abarca Apablaza, quien resultó uno de los postulantes aceptados en el proceso de admisión 2018 de la Academia Diplomática de Chile Andrés Bello.

Alejandro Abarca Apablaza es Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Austral de Chile el año 2012, obtuvo el Diplomado en Derecho Inmobiliario en la misma casa de estudios superiores el año 2015 y es Master en Cultura Jurídica por la Universidad de Girona en convenio de doble graduación con la UACh, grado obtenido el año 2017.

Además, fue asesor jurídico de Prorrectoría de la Universidad Austral de Chile y fue secretario ejecutivo del Comité Paritario de Género y Diversidad. “Tenía los conocimientos básicos jurídicos pero en este cargo aprendí mucho de gestión al hacer que efectivamente el Comité funcionara”, indicó.

Quien fuera también Profesor ayudante del Instituto de Derecho Privado de esta Facultad, señaló que estas oportunidades se dan una vez en la vida y hay que saber aprovecharlas: “desde que ingresé a la carrera siempre me atrajo la posibilidad de ingresar a la Academia Diplomática, por ello siempre me fui preparando para ganar experiencias. Esa fue una de las razones más importantes para cursar el Master en Cultura Jurídica, lograr una mayor ‘expertise’ en otras materias para que cuando postulara a la Academia cumpliera el mejor rol posible”.

El proceso de formación en la Academia son dos años de capacitación ya teniendo la calidad de funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores. “Lo que más me gusta de la carrera diplomática es el desafío de enfrentar un espectro amplio de situaciones, por ejemplo, debemos saber sobre derecho internacional y administración pública, además de comercio internacional y relaciones internacionales. Por otra parte, está el reto de que a uno pueden destinarlo a cualquier país o a cualquier organización internacional donde Chile tenga competencia”.

De acuerdo a lo estipulado en las bases del concurso de admisión, ingresan a la Academia los 15 mejores resultados, proceso que este año tuvo 80 postulantes.

Artículo